Tatuajes y donación de sangre: develando mitos | 10 masters

Tatuajes y donación de sangre: develando mitos

Aclarar dudas es tan esencial como donar

22 Junio 2022

0 comentarios

La donación de sangre voluntaria es un factor de suma importancia en todo el mundo que ayuda a salvar la vida de miles de personas.

Es por esto que es crucial saber si las personas portadoras de tatuajes son aptas para la práctica, ya que una gran parte de la sociedad lleva un diseño consigo.

Se dice que 9 de cada 10 personas necesitarán de la donación de sangre de terceros, para ellos o para alguien de su entorno, en algún momento de su vida.

Este procedimiento es fundamental para aumentar la calidad de vida de pacientes con enfermedades de alta mortalidad, también lo es para afrontar tratamientos oncológicos, procedimientos quirúrgicos y salvar de urgencia a quienes hayan sufrido un accidente.

No solo tiene como beneficio la enorme contribución al sistema sanitario, sino que también, el donante obtiene beneficios en su organismo en consecuencia de la extracción de los 450 centímetros cúbicos de sangre como, por ejemplo, la disminución del colesterol y los triglicéridos, la optimización del flujo sanguíneo que provoca el mejor funcionamiento del corazón y además, como si fuera poco, permite mayor capacidad pulmonar.

Las razones para donar sangre son varias y altamente convenientes, pero antes de decidir acercarte a un centro de hemoterapia para ofrecer tu aporte, debes tener en cuenta los requisitos e impedimentos que se proponen.

Dentro de las personas restringidas para donar sangre se encuentran las que padecen enfermedades pulmonares, cardiacas, bronquiales, de transmisión sexual, renales y otras más.

Pero… ¿Estar tatuado es una traba para ser donante? Aquí te lo aclaramos.

¿Puedo donar sangre si tengo tatuajes?

Si bien por mucho tiempo se divulgó la información de que no es posible donar sangre estando tatuado, la realidad es que SI se puede.

Tener diseños en tu piel no te impide formar parte de tan increíble acto solidario.

La aplicación de tatuajes consta de la introducción de tinta en la segunda capa de la piel, la dermis, a través de varias agujas.

Al igual que el procedimiento de los piercings, es una intervención que, si procura mantener los cuidados necesarios antes, durante y posterior a su realización, no tendría que suponer un riesgo.

Si quieres saber más sobre qué cuidados se deben tener, ¡sigue leyendo!

brazo tatuado de una mujer donando sangre

Si recién me tatué, ¿cuándo puedo donar sangre?

Ya hemos confirmado que puedes ser donante aunque tengas tatuajes en tu piel, pero, no lo puedes hacer de inmediato, como bien lo dice la Cruz Roja ¡podrás hacerlo en otro momento!

¿Cuándo sería el momento correcto? Existe un periodo llamado “periodo de ventana” que consta de aproximadamente 4 meses.

Esta etapa refiere al tiempo que pasa desde que una persona se infecta, hasta que esa infección que contrajo pueda ser detectada por el laboratorio.

Es decir que, si se decide donar sangre estando dentro del periodo de ventana, la patología no será visible para el centro de salud y, por lo tanto, se pone en riesgo la vida de los pacientes que la precisan.

Durante el proceso del tatuaje, si no se tienen los recaudos necesarios con respecto a la desinfección e higiene, se corre el riesgo de que, por ejemplo, se pueda transmitir una enfermedad a causa de que la aguja del anterior cliente no haya sido desechada y se recicle su uso con nuestro cuerpo.

Si bien informamos que el periodo mencionado es de 4 meses, hay países que prefieren dejar pasar un tiempo mayor y permiten la donación a los 12 meses de la aplicación del diseño.

Por nuestra salud y por la de quien posiblemente vaya a recibir nuestra sangre, es necesario contar con cuidados preventivos ¿Cuáles son? Te diremos a continuación.

Cuidados a tener en cuenta cuando te tatúas

Para poder donar sangre en perfectas condiciones como lo exige el sistema sanitario, es necesario que el tatuador o tatuadora tenga varios puntos en cuenta:

  • La correcta limpieza y sanitización del estudio de tatuajes, y en especial, del sector en donde se va a realizar la práctica.
  • La esterilización de los instrumentos no descartables.
  • Contar con los suficientes materiales descartables necesarios y asegurarse de que sean abiertos en presencia del cliente, para que este corrobore su higiene.
  • Ser cuidadoso con los materiales usados en el proceso de realización del tatuaje, para no contraer una posible contaminación del momento.

También el cliente debe tener sus cuidados posteriores a la aplicación del diseño:

  • Higienizar la herida diariamente, tal como lo indique su tatuador/a.
  • Evitar que la zona entre en contacto con elementos contaminados, para no llegar a una futura infección.

Conclusión: Puedes donar sangre si tomas las medidas correctas

Ahora ya sabes que los tatuajes no te impiden ser generoso/a con quien lo necesite y puedes colaborar con la donación de sangre para salvar vidas, además de también beneficiar a tu organismo.

No te olvides de tener en cuenta los períodos indicados y las precauciones. Donar sangre es un acto solidario, pero también es un gran compromiso que conlleva sus responsabilidades.

Si tienes dudas o consultas sobre el procedimiento, te recomendamos que consultes con un profesional.

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.