¿Cómo curar un tatuaje nuevo? | 10MASTERS

¿Cómo Curar un Tatuaje Nuevo?

Todo lo que debes saber para evitar que tu tatuaje nuevo se infecte

19 Julio 2021

0 comentarios

¡Felicidades! Te acabas de hacer un tatuaje y seguramente se ve increíble pero…, ¿ahora qué sigue? Pues cuidarlo para que no se infecte los primeros días y así dure muchos años. Acompáñanos porque te diremos cómo curar un tatuaje nuevo.

El cuidado posterior después de tatuarse es de vital importancia. No solo para que el tatuaje se quede intacto sino también para que este no afecte tu salud.

La edad, el estado de salud y la higiene, así como el sitio del cuerpo donde se encuentre el tatuaje, será lo que determine el tiempo de recuperación.

tattoo-stencil.jpg

En la red existen muchas formas y maneras de cómo curar un tatuaje y te puede resultar abrumador tanta información, y no es para menos, ya que puedes encontrar información falsa o dudosa.

Lo principal es siempre hacer caso de las recomendaciones de tu artista para que el resultado no sea otro que el esperado: un tatuaje brutal. Así que el primer paso para curar un tatuaje nuevo es prepararse antes.


Recomendaciones antes de realizarse un tatuaje

  • Dormir bien.
  • Comer bien.
  • No estar bajo los efectos de ninguna sustancia psicotrópica o ilegal.
  • Estar hidratado antes, durante y después de finalizado el proceso.

Lo más importante a tener en consideración en todo momento es evitar infecciones o enfermedades. Por lo tanto, la premisa que debemos tener en cuenta es la higiene y no solo del cuerpo sino del estudio donde se vaya a realizar la obra de arte corporal.

Consideraciones a tener en cuenta para el cuidado de un tatuaje

Como ya habíamos comentado, uno de los factores en cuanto a cómo curar un tatuaje, es el lugar donde se realizará el tatuaje. Es importante verificar el espacio y las herramientas que se utilizaran en el proceso de creación y que el sitio cumpla con toda la normativa que existe al respecto.

Validar con el tatuador o tatuadora que usa agujas desechables, gel y jabón antibacterial para manos, entre otras medidas higiénicas. También es importante el uso de guantes y que la zona de trabajo esté limpia además de desinfectada antes de su uso.

tattoo-workspace.jpg

¿Cómo curar un tatuaje nuevo paso por paso?

Mencionado lo anterior vayamos ahora al cuidado en sí del tatuaje. Antes de darte las pautas estándar de curación, debes saber que no hay ninguna regla escrita, ni una manera única de curarse un tatuaje.

Las diferentes técnicas y las diferentes pieles se curan de manera distinta. Cada zona es diferente, cada técnica hace daños distintos a la piel y es por eso que nunca deberíamos dar una única pauta a nuestros clientes.

Dicho esto, una vez finalizada la sesión de tatuaje es importante tomar las siguientes previsiones:

1. Desinfectar el tatuaje

Antes de cubrir la pieza, asegúrate de que el tatuaje se ha desinfectado con una solución jabonosa.

2. Tapar el tatuaje

Lo más habitual es utilizar papel film para cubrirlo. En ocasiones, si la piel está muy dañada los tatuadores optan por coberturas absorbentes. Otras veces, si la piel apenas ha sangrado o supurado prefieren dejar la piel al aire libre pero siempre con una capa de pomada para que la piel no se seque.

3. Limpiar la piel

Se recomienda retirar el vendaje pasadas las primeras 2-3 horas. No te asustes si transcurridas estas horas empieza a salir un poco de tinta o un poco de sangre, es totalmente normal. Lava el tatuaje con agua y jabón antimicrobiano y después sécalo dando golpecitos con un papel que no suelte partículas.

tattoo-wash.jpeg

Nunca seques el tatuaje con una toalla ya que cualquier pelusa podría quedarse alojada entre la herida y la nueva capa de piel generada durante la cicatrización.

4. Hidratar y dejar respirar la piel

Aplica una capa fina de pomada protectora, pero no pongas otro vendaje. Aquí lo importante es dejar que el aire fresco circule por la zona del tatuaje. De esta manera se evitará la formación de bacterias o microbios que aparecen en heridas sin oxígeno produciendo infección.

Este proceso de lavado con jabón antiséptico y la posterior aplicación de pomada cuando la zona esté seca, debes realizarlo 2 o 3 veces al día, hasta que el tatuaje se haya pelado y haya aparecido la piel nueva. Es importante mantenerlo hidratado para mantener la piel elástica y evitar microroturas debido a un mal gesto o a un golpe.

5. Cicatrización

Luego de tener algunos días intensos con la limpieza del nuevo tatuaje, se irá formando una costra, recuerda que es como una herida y es totalmente normal.

Observando cómo va a apareciendo la costra y cómo va evolucionando, se podrá tener una idea de en cuánto tiempo se curará el nuevo tatuaje. De hecho, la aparición de la costra es un indicativo de que el tatuaje va por buen camino.

En algunos casos, no siempre aparece una costra, eso no significa que tu tatuaje se esté curando mal, simplemente es el cuerpo de cada persona y las medidas preventivas de higiene la que determina su aparición.

La picazón en la zona del tatuaje es otro buen síntoma de que está sanando correctamente. En este punto es importante no rascarse para que la costra no se desprenda ocasionando dolor o algún inconveniente.

Una vez desaparezca el picor, podremos ver como nuestro cuerpo ya ha superado la herida del tatuaje y solo queda disfrutar de él mostrándolo con orgullo y alegría.


Otras recomendaciones acerca de cómo curar un tatuaje nuevo

  • Lávate las manos antes de tocar tu tatuaje.
  • Lávate el tatuaje los primeros días con agua fresca o tibia. El agua caliente abre los poros y podría perjudicar a la tinta y al tatuaje.
  • Protege la pieza del sol usando ropa adecuada.

Cosas que no se deben hacer después de hacerse un tatuaje

Existen diferentes maneras en las que un tatuaje puede infectarse y perder todo el trabajo realizado.

Evita lo siguiente para que tu tatuaje sane de manera correcta y tenga un aspecto radiante:

  • Rascarse, frotar muy fuerte.
  • Ir a la playa o piscina.
  • Exponer el tatuaje al sol durante las dos primeras semanas.
  • Usar ropa ajustada encima del nuevo tatuaje.
  • Afeitarse cerca del tatuaje.
  • Si crees que tu tatuaje está infectado, no esperes para ir al médico, consúltalo con un profesional lo antes posible.

¿Qué hacer en caso de infección?

A veces es un poco complicado diferenciar entre un tatuaje infectado y otro que está cicatrizando adecuadamente, afortunadamente las infecciones graves por tatuajes no suelen ser muy comunes.

Si experimentas algunos de los siguientes síntomas, ponte en contacto con tu doctor y con tu tatuador/a:

  • Dolor muy fuerte
  • Hinchazón desproporcionada
  • Aparición de pus
  • Protuberancias (granuloma)
  • Excesivo sangrado
  • La luz del sol es dolorosa (fotosensibilidad)

¿Cómo prevenir una infección?

Empezar eligiendo el lugar correcto es sumamente importante. Este debe tener sus licencias y debe ser un sitio higiénico. Asimismo es importante que acudas con un personal experto porque esta es la clave para prevenir infecciones.

A veces lo barato sale caro. Pagar un poco más podría ser la diferencia entre la felicidad y una infección.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Comunicarle a tu tatuador/a si sufres de algunas afecciones como eccemas, diabetes, VIH, hepatitis o hemofilia, ya que esto aumenta el riesgo de complicaciones.

No te preocupes, esto no quiere decir que no te vaya a tatuar, simplemente tu artista necesita toda la información posible antes de realizar cualquier tatuaje para tomar medidas y precauciones de seguridad. La sinceridad es primordial.

  • Si te estás medicando, consulta con tu médico antes de tatuarte.
tattoo-cream.jpeg

Algunos trucos para cuidar tu tatuaje

Si es tu primer tatuaje, puede que sientas un poco de estrés en cuanto a cómo curar un tatuaje, pero no debes alarmarte. Estos simples trucos harán que tu nuevo tatuaje se cure rápidamente y que tu tinta se vea increíble.

1) No vuelvas a vendarlo

Una vez te hayas quitado el vendaje inicial de tu tatuaje, limpia, seca, hidrata y deja que tu piel respire al aire libre. Volver a vendarlo creará mucha humedad creando efectos no deseados.

2) Agua tibia

El agua tibia es muy favorable para la recuperación progresiva del tatuaje nuevo. Lo último que queremos es que te quemes accidentalmente, recuerda que es una herida abierta y debes tener cuidado.

3) La pomada perfecta

Una pomada adecuada es esencial para evitar infecciones que puedan ocasionar daños mayores o irreversibles, siempre consulta con tu tatuador/a. Evita los productos 100% a base de petróleo, como la vaselina ya que pueden hacer que la tinta se desvanezca.

4) No apliques mucha cantidad de pomada

De igual forma que te indicamos que no cubras de nuevo el tatuaje, demasiada pomada puede crear un ambiente muy húmedo. Aplicar de forma homogénea una fina capa que cubra el tatuaje ya será suficiente.

5) Lociones no perfumadas

Cuando te limpies el tatuaje, asegúrate que la loción que vayas a usar no sea perfumada, ya que quizás algunos de sus compuestos químicos pueden reaccionar con tu tatuaje ocasionando alergias o desfavoreciendo el tiempo de curación.

6) Dejar que la piel muerta se desprenda sola

No trates de apresurar el ciclo de curación natural de la piel. Dale el tiempo necesario para la formación de la costra y que se caiga naturalmente. Esto garantizará que la piel que está debajo quede totalmente sana.

7) Protector solar

Cuando finalice la curación inicial, el truco final es mantenerlo curado permanentemente para evitar decoloraciones, un poco de protector solar a diario será suficiente.


Consejos finales

El cuidado de un tatuaje nuevo puede parecer abrumador al principio, pero si puedes soportar el dolor de un tatuaje, puedes superar cualquier cosa.

Si quieres que el aspecto de tu tatuaje sea el idóneo, deberás comprometerte con el cuidado diario de tu tatuaje.

Sigue en todo momento los consejos de tu artista y no pases por alto ninguna de sus recomendaciones, esto garantizará que tu pieza se conserve como es debido con el tiempo.

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.