¿Cuál es el sueldo de un tatuador?

¿Cuál es el sueldo de un tatuador?

Una profesión de talento, perseverancia y mucha responsabilidad

15 Junio 2022

0 comentarios

Uno de los dichos más difundidos sobre ser tatuador, es que suele una práctica muy bien remunerada.

En consecuencia de esto, en los últimos años, la profesión entró en pleno auge y muchas personas decidieron lanzarse a la aventura sin realmente tener en cuenta el largo y duro proceso que todo artista atraviesa para finalmente ser reconocido y valorado dentro de la industria.

No vamos a mentirte, es un camino desgastante, sobre todo al principio, ya que siendo aprendiz debes incorporar la disciplina desde cero e incursionar en un mundo completamente nuevo, con sus propias costumbres y reglas, en el que dependerás de la buena predisposición de las personas que te cruces.

Para lograr ser un buen tatuador/a, tienes que tener mucha perseverancia y sentir una gran pasión por la profesión, puesto que el simple incentivo del salario quizás no te alcance para lograr llegar la meta.

Si realmente piensas que ser un artista del tatuaje es para ti, aquí te dejamos toda la información necesaria para que saques cuentas sobre todos tus gastos y ganancias.

Gastos y ganancias de un tatuador

Estudios

Para ejercer como un artista del tattoo, debes formarte y adquirir todos los conocimientos necesarios. Te recomendamos enfrentar esta primera etapa con algunos ahorros previos, ya que consta de varios gastos y pocos ingresos.

Aquí te contamos todo sobre lo que hay que estudiar para ser tatuador:

  1. Perfecciona tu dibujo: lo traigas innato o no, debes aprender a dominar tus diseños para añadir un plus de originalidad y definir tu estilo a futuro. Esto será esencial para convertirte en un artista profesional que se destacará del resto por ofrecer un modo único y auténtico. ¡Claro que gracias a ello podrás subirle el costo a tus tatuajes!
  2. Fórmate en la materia del tatuaje: para ello tienes la opción de buscar algún centro formativo pago, donde te enseñen todas las técnicas y mecanismos, o puedes ofrecerte como aprendiz en algún estudio de tatuajes en el que te acepten. Casi seguro que para ambas opciones requerirás de la compra de la máquina y de algunos elementos más.
  3. Titulación oficial de higiénico-sanitario: tienes que cumplir con este requisito legal que es indispensable para poder ejercer como tatuador. Consta de un curso en el que te enseñarán a tomar las medidas necesarias para poder proteger tu salud y la de tu cliente.

Experiencia

Podemos distinguir varios niveles: aprendiz, principiante, intermedio y experto. Cada uno de estos rangos se gana cuando inviertes años en la adquisición de conocimiento e incrementas tu talento con la práctica diaria. A medida que vayas escalando, tu salario subirá de forma proporcional.

Aquí nada sucede de un día para el otro, la paciencia y la perseverancia serán claves.

Talento y popularidad

casilla de correo con 6763 e-mails

Este punto está íntimamente relacionado con lo mencionado arriba, ya que tu talento dependerá del tiempo que le hayas dedicado al desarrollo de tus destrezas y a la experiencia de ello.

No tendrán la misma popularidad ni el mismo sueldo, un principiante y un experto. Este último seguro que ya se ha ganado un muy buen reconocimiento dentro de la industria y su casilla de correo estará explotada. Es por esta razón qué tiene el aval para tener los precios más altos que una persona que recién empieza.

Aclaremos esto: el precio tiene que estar a la altura de tu talento, ni más ni menos.

Estilo de tatuaje

Existen estilos que requieren más detalle y, por lo tanto, más tiempo, y otros que se pueden realizar de forma más rápida y simple.

Por ejemplo, no es lo mismo si realizas tatuajes del estilo minimalista, los cuales suelen tener pocas líneas y sombras que, si te dedicas a realizar diseños realistas, los cuales son mucho más minuciosos y precisan de otro nivel de conocimiento.

Con esto claro que no estamos desprestigiando ningún estilo, valoramos todos, pero también, somos conscientes del trabajo que cuesta cada uno de ellos.

Los estilos que requieran más tiempo, destreza y/o tal vez sean muy exclusivos, serán los mejores remunerados. Nada quita que tal vez seas el/la mejor haciendo minimalismo y tu sueldo sea excelente.

Ser autónomo

En España, ser autónomo significa trabajar por cuenta propia de forma habitual, sin un contrato de empresa y llevando las riendas del negocio. Como bien lo deduciremos, la mayoría de los tatuadores son trabajadores autónomos, de hecho, es normal que lo sean hasta trabajando para un estudio ajeno.

Pertenecer a esta sección supone variados gastos: IVA, IRPF, trimestres, seguridad social, cuota de autónomos, renta en el caso de tener tu propio estudio y un gestor si es que no estás al tanto de todos los requisitos de hacienda. Y también, requiere de una gran responsabilidad a nivel administrativo y financiero.

Todos estos costos provocan que tengas que repensar a conciencia la tarifa que ofrecerás por hora, ya que depende de ti mismo tributar y no de una empresa manejada por terceros.

No hay que olvidar que esta condición de autónomos te excluye de beneficios como lo son las vacaciones pagas, los días libres, el derecho a paro, la seguridad de un ingreso fijo mensual y mucho más. Aunque, correrás con la ventaja de “ser tu propio jefe”, en la mayoría de los casos podrás poner tus horarios y te tomarás otras libertades que bajo un contrato en relación de dependencia no podrías.

Propinas

Si bien todos tus gastos deben estar acaparados dentro de lo que cobras por sesión como tatuador, no está para nada mal recibir una propina como símbolo de agradecimiento por tu servicio personalizado y tu gran talento.

Esta costumbre no está muy arraigada en algunos países del mundo, pero en otros sí, de hecho, en Estados Unidos es obligatorio.

La realidad es que no puedes contar con la plata de la propina como un ingreso asegurado, porque no sabes si realmente sucederá y cuál será el monto, pero en el caso de que sí pase, será una alegría bien recibida.

El porcentaje correcto estipulado es de un 20%, calculado a partir del precio final del tatuaje.

Tener un estudio propio o trabajar para el estudio de un tercero

Cuando te dedicas al arte del tatuaje, tienes que elegir entre trabajar para el estudio de otros o, si tienes la posibilidad, crear tu propio estudio.

Ambas opciones tienen sus pros y sus contras:

Por un lado, si decides montar tu propio negocio, es seguro que tus ganancias serán mucho mayores que si eres solo empleado, pero de igual forma tienes que enfrentar una gran cantidad de gastos, como el pago del alquiler, los servicios públicos, la compra de materiales descartables y los elementos necesarios para la limpieza.

Además, toda esta administración precisa ceder una gran cantidad de tiempo y estar preparado mentalmente, ya que organizar un estudio no es para nada fácil.

Si prefieres trabajar en un estudio ajeno (o por lo menos hasta poder tener el tuyo propio) te evitarás el estrés diario de dirigir un negocio, pero tus ganancias serán menores.

El porcentaje que se gana en relación de dependencia, siendo tatuador, varía entre un 40 y un 70%, el restante se lo queda el/la dueña del lugar como pago por el espacio que utilizas para brindar tu servicio y por la compra de diferentes materiales.

Importante: valora tu trabajo

Este punto es sumamente ESENCIAL. Por desgracia, es muy común que tus clientes te vayan a pedir un descuento en el precio que has impuesto por el diseño o por la sesión. No existe justificación alguna por el pedido, su defensa es que “no te cuesta nada”, y aquí es donde se equivocan. Sí que cuesta, y cuesta mucho.

Es indispensable que hagas valorar tu trabajo y le comuniques a quienes quieran tatuarse contigo que tu trabajo no es solo el resultado final de la pieza plasmada en la piel, sino que es mucho más que eso: es el tiempo y el dinero invertido en estudios y prácticas, es el talento para crear el diseño, son los gastos de todos los materiales usados y es la posibilidad de atenderse en un lugar aséptico que cuida de la salud del prójimo.

Si explicando todo esto, tu cliente sigue insistiendo, no te merece como artista.

No cedas, aunque te digan “tal tatuador me cobra más barato por lo mismo” porque es imposible, “lo mismo” no existe. Todos los artistas tienen sus particularidades y tú eres único. Si prefieren precio que calidad, allá ellos.

“Regala tu arte y volverán por el precio. Respétalo, y volverán por la calidad” nunca lo olvides.

Otros gastos

Aquí podemos agregar gastos como la promoción virtual en las diferentes redes sociales, los folletos tangibles, las tarjetas personales, apps de administración de turnos y algunas cosas más. Por supuesto que no son obligatorios, pero le sumarán otro tinte a tus servicios.

En síntesis, ¿cuál podría ser un sueldo estimado?

Nivel principiante: Entre $ 15,000 y $ 23,000 al año en muchos estados de EE. UU.

Nivel intermedio: Entre $30,000 y $60,000

Nivel experto: Entre $80,000 a $150,000 al año.

Claro que esto va a variar teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente y del país donde te encuentres, donde tal vez el arte del tatuaje reciba un prestigio diferente (puede que más o puede que menos).

Para lograr tener un buen sueldo será muy importante que, aparte de tu constante aprendizaje, mantengas un trato ameno y confiable con tu cliente y, además, será indispensable que sepas organizar tu negocio.

Conclusión: si te esfuerzas lo suficiente, tendrás tu recompensa

persona con tatuajes usando laptop

Ya hemos dejado en claro que el camino hacia el éxito en la profesión de un tatuador es complejo y costoso, ¡pero también es gratificante y apasionante! La clave del éxito es el esfuerzo, la constancia y las ganas.

Nada será fácil, pero te aseguramos que la recompensa de triunfar en lo que te gusta, no tiene precio.

Sabemos que la etapa de aprendizaje consta de muchos gastos, y lo más loco es que ese periodo nunca acaba, porque de eso se trata el éxito, de estar en constante formación para no estancarse y siempre apuntar a más.

Desde 10 Masters tenemos claro lo que necesitas para aprender a ser un buen profesional de la tinta. Por eso hemos montado una escuela online accesible, completa y práctica, para ti. A la salida del curro, mientras viajas en metro, en tu móvil o en la comodidad del sofá de tu casa, pero sin perderte ningún detalle y en primera fila.

Con la revolución de la virtualidad y el avance de la tecnología en los últimos años, nos pareció una increíble idea crear y promover un nuevo modelo educativo dentro de la industria de los tatuajes, en el que nos encargamos de perfeccionarte como artista a través de la experiencia y los conocimientos de otros referentes.

No lo dudes más, es tu momento de dar un gran paso.

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.