El tatuaje más caro de la historia

Cuando un tatuaje cuesta miles de dólares

4/6/2022

Cobrar por un tatuaje siempre es un tema controversial en donde entran muchos factores en juego a la hora de poner un precio, como pueden ser la reputación del artista, el tamaño del tatuaje, la cantidad de tintas, la complejidad del diseño, la técnica que se utilice y el tiempo que demore.

¿Pero te has imaginado llevar un tatuaje de diamantes? ¡Acá te contamos todo!

Un tatuaje muy caro

La historia del tatuaje se remonta a miles de años atrás, cuando las primeras civilizaciones los utilizaban con fines medicinales, hasta que luego se fueron trasladando a una cuestión cultural, referida a la pertenencia dentro de las propias tribus. Pero finalmente se convirtieron hoy en día en una tendencia en las modas e incluso se consideran parte del arte y la belleza.

Sin embargo, ¿cuándo un tatuaje toma valor? En la actualidad, un tatuaje puede valer por miles de razones, además de los valores simbólicos y sentimentales, las herramientas, los elementos que se usen y el tipo de trabajo a realizarse entran en disputa a la hora de poner el precio.

Pero ¿sabías que no todos los tatuajes se hacen con tinta? Este es el caso de la obra de arte realizada en el cuerpo de una modelo en donde se emplearon ¡612 diamantes de medio quilate!

¿Costoso, verdad?

La compañía sudafricana Shimansky llevó adelante esta iniciativa como excusa de una campaña publicitaria en la que se convocó a la supermodelo Minki van der Westhuizen, quien tuvo que mantenerse 8 horas quieta sin moverse mientras el equipo de trabajo marcaba los lugares en su cuerpo en donde irían pegados los diamantes.

El tatuaje temporal se realizó pegando las piezas una por una con un pegamento a base de agua. El creador de la obra no fue justamente un tatuador, sino que fue el mismo joyero Yair Shimansky, dueño de la compañía, quien diseñó el tatuaje que trazaba una ornamentación floral en el cuerpo de la modelo.

Desde 2013 es considerado el tatuaje más caro del mundo al estar valuado en 924.000 dólares.

Si bien, en principio la idea era usarlo como un medio de marketing y publicidad, luego la compañía decidió extender esta iniciativa para que clientes que puedan y quieran pagarlo se lo puedan realizar también en sus ocho locales.

La idea de la extravagancia en parte también se debe a que Sudáfrica es uno de los principales productores de diamantes del mundo y es el principal productor de platino. Es por esto que la famosa compañía siempre busca dejar esta huella en sus productos, siendo conocida en el mundo por la calidad, tamaño y pureza de sus joyas.

¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Si pudieras pagarlo te lo harías?


Los tatuadores más caros del mundo

Podemos comprender que un tatuaje de diamantes valga tanto, pero ¿Qué pasa con los tatuadores más caros del mundo? Dicen que los buenos no son baratos, ¿Por qué sus altos honorarios?

Ser un artista del tatuaje es también ser un apasionado en el rubro, que conlleva dedicarle muchas horas a la práctica para lograr conseguir ser el mejor en lo que hagas. Incursionar en técnicas hasta encontrar la mejor para ti y estar dispuesto a la prueba y error constantemente es un trabajo arduo, que de alguna manera se tiene que ver reflejado en el valor monetario que le pongas a tus diseños.

Así lo entienden estos famosos artistas que se destacan por sus altos precios y sobre todo por su gran demanda de clientes que buscan tener un diseño de ellos en sus pieles. Tanto es así que parte de su fama y reconocimiento se da porque muchas celebridades los han elegido para sus tatuajes. Aquí te contamos quiénes son.

#1 Scott Campbell

fotografía de scott campbell, tatuador profesional, sentado en una silla en su estudio de tatuaje.

Un gran apasionado por su trabajo, situado en Nueva York, Scott Campbell es uno de los tatuadores más respetados del mundo y uno de los más caros de nuestra lista, llegando a cobrar 2000 dólares la hora.

Comenzó en el arte del dibujo desde muy pequeño y si bien estudió Bioquímica en la universidad de Texas, terminó por dejarla y se dedicó de lleno al mundo del tatuaje. Y podríamos decir que mal no le salió.

Empezó tatuando en tiendas chicas y ahí fue que aprendió el ABC del tatuaje. Es un tatuador que hizo su camino metiéndose completamente en el oficio, llegando a tatuar a miles de personas. Entre las cuales podemos destacar famosos como Orlando Bloom, Penélope Cruz, Sting o Marc Jacobs, a quién le ha llegado a realizar 30 tatuajes.

Scott es dueño de su marca Saved Tattoo y por la alta demanda que tiene, coordinar una cita es realmente una tarea difícil y los turnos los puede dar incluso de un año al otro.

#2 Ami James

Ami James es también uno de los más famosos tatuadores del mundo. Realizó su primer tatuaje con 15 años y decidió hacérselo a él mismo. Comenzó su aprendizaje en 1992 y logró convertirse en uno de los más influyentes de Miami.

Tanto es así que es ahora copropietario del estudio Love Hate Tattoos, junto con otro artista famosísimo, Chris Núñez. Pero lo que más lo destaca es que fue protagonista del conocido programa Miami Ink.

Los honorarios de Ami James rondan en 500 dólares la hora y de igual manera que Scott Campbell es muy difícil llegar a una cita, además acepta trabajos que le sean de su interés y puede llegar a rechazar clientes que no sigan su línea.

#3 Anil Gupta

fotografía de Anil Gupta, tatuador profesional experto en tatuajes tribales

Este es un tatuador experto en tribales. Su trabajo se remonta desde los finales de los 80’s y 90’s. Oriundo de Mumbai, comenzó a trabajar con un tatuador a quien le hacía los diseños hasta que finalmente pasó a ser él quien pinchara a los clientes.

A principios de los 90’s se mudó a Nueva York, donde se mantuvo en la clandestinidad por un tiempo, ya que por ese entonces tatuarse era ilegal. Hasta llegar a hacerse conocido por sus llamativos diseños tan elaborados.

A Anil no le importan demasiado las tendencias, porque las considera algo pasajero, de transición, y se considera más un artista plástico y está, según él, más cercano a las bellas artes. Y sus honorarios rondan entre los 700 dólares, ya que cobra 200 por la consulta y 500 por la sesión.

#4 Paul Booth

Paul Booth es un reconocido artista del surrealismo oscuro. Así como sus colegas anteriormente mencionados, la pasión de Paul por el dibujo y el tatuaje surgió desde niño. Se desarrolló de manera autodidacta y a través de un trabajo de introspección y búsqueda personal, ha encontrado su estilo y técnica propia.

La manera en la que tatúa es por múltiples capas que logran darle un nivel de profundidad y tridimensionalidad única, logrando un efecto de ilusión realista realmente muy atrapantes. Tanto es así que fue el primer tatuador en ser reconocido como artista por la National Arts Club, la institución de arte más antigua de EEUU.

Entre sus clientes podemos encontrar artistas de la escena del rock como lo son integrantes de Slayer, Slipknot, Lamb of God, Pantera, Sepultura, entre otros.

#5 Kat Von D

foto de Kat Von D, la tatuadora profesional más reconocida en el mundo del tatuaje

Ella es una artista completa, tatuadora, empresaria y una celebridad de la televisión estadounidense. Mexicana de nacimiento, se mudó a EEUU con sus padres argentinos a la edad de cuatro años, por lo que pasó toda su vida en ese país.

Su iniciación en el tatuaje quizás haya comenzado a la edad de 14 años, cuando se realizó su primer tatuaje y a la misma edad decidió dejar la escuela para dedicarse de lleno al mundo del tattoo. Para la edad de sus 15 años, ya tatuaba al menos una persona al día.

Entre las muchas celebridades que tuvo la suerte de tatuar se encuentran Jared Leto, Joey Castillo, Lady Gaga, Demi Lovato y Miley Cyrus. Kat Von D es quizás la tatuadora mujer más famosa del mundo hasta ahora y sus honorarios rondan los 200 dólares aproximadamente.


Pero ¿vale la pena pagar tanto por un tatuaje?

Haciendo un repaso muy general por los artistas más famosos del mundo y el tatuaje más costoso de la historia, podríamos pensar que quizás se juegan otros valores a la hora de ponerle precio a un diseño. Como puede ser el prestigio del artista, el reconocimiento o si es un tatuaje de tintas o de diamantes…

¿Tú que opinas sobre esto? ¿Pagarías estas cifras por un tatuaje? ¡Cuéntanos en comentarios!

COMPARTIR