Una herida que cura a la otra: Tatuajes para cicatrices

Una herida que cura a la otra: Tatuajes para cicatrices

Una opción para quienes decidan transformar sus heridas

13 Junio 2022

0 comentarios

Generalmente, la mayoría de las personas opta por decidir hacerse un tatuaje simplemente por gusto y no por una problemática en particular, pero están quienes atravesaron circunstancias que los llevaron a pensar en esta opción que, tal vez, antes no habían barajado.

El aspecto físico suele ser un tema de suma importancia en la vida de los seres humanos, ya que no solo es una cuestión de apreciación meramente superflua, sino que en ella recae nuestra percepción sobre nosotros mismos.

Mirarnos al espejo y que en su reflejo podamos sentirnos cómodos y aceptados es un gran logro que nos permitirá enfrentarnos al mundo con más seguridad.

Con respecto a esto último, el psicólogo clínico José Ayala explica

“Por un lado, tenemos la concepción estética que socialmente se le da y, por otro, quizá el más importante en el que trabajar: la manera en que cada sujeto puede ir percibiendo y dando ciertas significaciones a su propio aspecto a través del tiempo y, posteriormente, reflejar aquello en sus conductas cotidianas y su interacción con los demás”

Dicho esto, entramos en el segundo punto de interés: la mirada ajena. En consecuencia de cómo nos sentimos con nuestra propia apariencia, se formará nuestra autoestima y de él dependerá nuestra actitud para mostrarnos frente a otras personas.

A lo largo de nuestra vida, podemos experimentar diferentes vivencias que dejan como resultado una marca en nuestra piel, como por ejemplo un accidente, una operación de apéndice, una mastectomía, una quemadura, etc.

La razón por la cual llevemos la herida nos puede traer recuerdos gratos, como el nacimiento de un hijo, o ingratos, como la rememoración de una situación de violencia.

Por las razones expuestas, son muchas las personas que deciden recurrir al arte de los tatuajes como forma de resignificar su cicatriz y quitar todo tipo de complejo que su presencia le haya ocasionado.

La posibilidad de poder plasmar un diseño sobre una herida que causa desconfianza en uno mismo, abre un nuevo panorama en el que las personas dejan de ver esa zona del cuerpo como una razón por la cual avergonzarse y pasa ser un motivo para sentirse orgulloso y querer lucirlo.

Ayala, cuenta un poco sobre el impacto psíquico que genera esta práctica

“No es el hecho del tatuaje en sí, sino el sentido que el sujeto le dé al mismo y que, de esa manera, le genere esa sensación de bienestar mental”.

Está claro que la idea de tatuarse sobre una marca en nuestro cuerpo, es una excelente opción que renovará nuestra visión sobre nosotros mismos, pero ¿cualquiera puede acudir a este procedimiento?

¿Quiénes no pueden tatuarse sobre una cicatriz?

Si bien en muchos casos es posible efectuar esta práctica, existen impedimentos que pueden llegar a excluir la posibilidad de su realización. La información que daremos a continuación puede variar en casos particulares, por lo que siempre es recomendable consultarlo con un especialista.

Se recomienda no realizar a este procedimiento a las personas que dispongan de cicatrices queloides (herida engrosada y elevada) o varices. Tampoco es aconsejable para quienes presenten patologías en las cuales un tatuaje pueda suponer un riesgo en su salud o para heridas que todavía no hayan cumplido su ciclo de cicatrización.

Con respecto a esto último, nos surge la siguiente pregunta: ¿cuánto tiempo debo esperar para tatuarme una cicatriz?

Tiempo estimado para tatuar una cicatriz

Para poder tatuarse arriba de una cicatriz, es necesario tener la piel en condiciones, lo que significa que hay que esperar un tiempo estimado para que la herida sane correctamente, la tinta no cause ningún problema para la salud y el diseño quede con la mayor calidad posible.

El doctor Jorge Planas, responde lo siguiente a una consulta de un paciente quien quiere tatuarse por encima de una marca en su piel:

“El tiempo que es necesario esperar para realizar un tatuaje para disimular las cicatrices es variable. En términos generales, es necesario esperar a que la cicatriz esté totalmente curada y normalizada, y esto de media suele representar un año de espera. Mi recomendación es que consulte a su médico tras la operación para que él pueda realizar una revisión del estado de la cicatriz y le pueda indicar cuándo podría realizarse”.

Fuente: https://www.clinicaplanas.com/jorge-planas/2012/05/11/recomendaciones-medicas-sobre-tatuajes/

Como bien lo dijo el experto Planas, el tiempo varía según el organismo de cada persona, pero lo más seguro es esperar aproximadamente 12 meses.

Para darnos cuenta de su correcta cicatrización, explaya el doctor en otra de sus respuestas, tenemos que corroborar que el color de la lesión se haya normalizado y homogeneizado como su tono natural de piel.

Con los tatuajes, las cicatrices pueden resignificarse

El mundo del tatuaje brinda una satisfactoria opción para quienes lleven consigo una huella en su piel que deseen resignificar, devolviéndole la seguridad a muchas personas.

Si deseas realizar esta práctica, siempre debes tener en cuenta la consulta con tu médico, para que te oriente sobre cuál es la mejor opción según tu situación.

Si te ha gustado la nota y conoces a alguien que podría interesarle la información, ¡no dudes en pasársela! Esta decisión podría ser un gran cambio en su vida.

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.