Tatuajes con tinta blanca: ¿son una buena opción?

Tatuajes con tinta blanca: ¿son una buena opción?

Los tatuajes blancos son tan bonitos como complicados.

23 Mayo 2022

0 comentarios

La cultura del tatuaje va sumando constantemente nuevas tendencias que se difunden a gran velocidad y llaman la atención de muchas personas. En esta oportunidad, te contaremos una de las últimas modas que está tentando a los internautas: Los tatuajes con tinta blanca.

Los white tattoos constan de diseños que pueden ser de cualquier motivo y estilo, pero que procuran no contener mucho detalle e ir más bien por lo minimalista, a razón de que la aplicación de este pigmento trae aparejado una serie de complicaciones que luego te contaremos.

Las personas que eligen hacerse un tatuaje enteramente en esta coloración, principalmente lo deciden porque prefieren portar un dibujo delicado, discreto y original, pero esta no es la única opción para lucir tinta blanca en tu cuerpo, ya que se lo puede combinar con otros colores y aprovecharlo para distintas utilidades.

A continuación, te daremos algunas ideas para que le puedas ofrecer a tus clientes.

Las distintas utilidades de la tinta blanca

Este tipo de tinta se adapta fácilmente a las diversas necesidades del diseño elegido, siendo un excelente acompañamiento sutil. El pigmento blanco lo podemos aplicar para:

Combinarlo con otros colores, generando un buen contraste

Resaltar brillos y luces, principalmente de diseños realistas.

Dotar a la imagen de dimensión y profundidad.

Realizar un diseño arriba de un Blackout

Utilizarlo para diseños únicamente en este color

Complicaciones

La tinta blanca es proporcionalmente tan original como complicada. Esto se debe a razones de distinta índole, que van desde problemas originados por sus componentes, por el cuidado posterior del diseño o por las condiciones físicas del cliente, hasta por las habilidades que tengas como artista para la realización del tatuaje.

Seamos más específicos al respecto y profundicemos cuáles serán las posibles circunstancias a las que tú y tu cliente se enfrenten si deciden incorporar utilizar este pigmento.

Nunca se sabe con certeza cómo será el resultado, solo lo podremos ver una vez cicatrizado.

Una vez terminado el dibujo sobre la piel, seguramente tenga una apariencia reluciente, nítida y predominante, pero el resultado final se verá recién al cabo de unos meses, ya que su aspecto seguramente mutará, perdiendo algunas de las virtudes vistas inicialmente. Realmente, no se podría estipular cuál será su cambio exacto, porque depende de varios factores:

Los cuidados brindados por cada cliente

Es mucho más probable que obtenga mejores resultados un cliente que le presta la atención y la precaución necesaria al diseño recién plasmado en su piel, que uno que olvida estos importantes pasos. Es crucial proteger a cualquier tatuaje, pero más a los de este tipo, de la radiación solar.

Cuando un tatuaje es expuesto a los rayos del sol, la tinta tiende a aclararse porque sus componentes se oxidan. Imaginarás que esta circunstancia no sería para nada beneficiosa teniendo en cuenta que el tatuaje ya tiene una pigmentación clara. También, debemos tener en cuenta la correcta desinfección e hidratación de la pieza, para que esta evolucione prósperamente.

El conocimiento y la práctica que tengas como artista

Es necesario que estés especializado en esta práctica y tengas una amplia experiencia en su aplicación, para evitar inconvenientes en la apariencia del diseño. Recomendamos prestar especial atención a esto, ya que la tinta blanca presenta la dificultad de ser poco visible durante el procedimiento, provocando la posible imprecisión en sus líneas.

Además, si no se introduce la tinta a la profundidad correcta, esta desaparecerá en un corto periodo de tiempo.

La composición de la tinta y el organismo del cliente

Generalmente, la tinta blanca suele estar compuesta por sustancias como titanio u óxido de zinc, que pueden generar respuestas adversas dependiendo del organismo de la persona tatuada.

Estas reacciones varían entre alergias e irritaciones, generando una dificultosa cicatrización. Para esto, es recomendable realizar una prueba de alergia, la cual tu cliente debe consultar con su médico/a.

Con respecto a la tinta, debemos tener en cuenta que, si no tiene la calidad requerida, el diseño será más propenso a tener un lamentable resultado.

La pigmentación de la piel

Según la galería virtual de diseños “Tattoo Me Now”, los tatuajes blancos son mayormente recomendados para pieles claras, puesto que, cuanto más oscura es la piel, más pigmentación tiene y esta característica provoca que la tinta de este color no sea duradera o se incline hacia coloraciones más amarillentas.

Consecuencias del mal procedimiento

Generalmente, este tipo de pigmento siempre tiende a desaparecer en un gran porcentaje, pero su desacertado final se incrementa más cuando no se tienen en cuenta todos los pasos anteriormente nombrados, logrando que el resultado del tatuaje sea completamente diferente a como se imaginó.

Lo que ocurre con este procedimiento, es que la tinta se desvanece poco a poco, dejando solo la marca del diseño y convirtiéndolo en un tatuaje casi invisible con apariencia de cicatriz.

También puede pasar que la cicatrización tome el camino equivocado y se genere un relieve poco habitual en las líneas del dibujo.

Argumentos a favor

Si bien hemos nombrado una larga lista de complicaciones que pueden ocurrir, no vamos a negar que los tatuajes de tinta blanca tienen una apariencia excelente, si es que se logra una cicatrización mayormente beneficiosa.

Son delicados y discretos

Como no se recomienda la realización de diseños con mucho detalle, regularmente se plasman dibujos minimalistas. Al tener pocas líneas y relleno, estos tatuajes tienden a ser delicados y discretos. También podemos decir que su tenue visibilidad aporta satisfactoriamente a estas características.

Pueden ocultarse fácilmente de ser necesario

La claridad de la tinta facilitará el ocultamiento del diseño con maquillaje, ya que, con una o dos aplicaciones de una base del color de la piel, el tatuaje será completamente invisible.

Son originales, poco convencionales

¿A cuánta gente has conocido con un tatuaje blanco? Seguramente a muy poca o ¡a ninguna! Es por esto que son extremadamente originales y sería toda una novedad para la mayoría de las personas.

Si tu cliente se arrepiente, es fácil de quitar

Al ser una tinta que ya de por sí es poco resistente al paso del tiempo, te imaginarás que su debilidad ante un método de eliminación como el láser, será mucho mayor que la de cualquier otro color. Es por esto, que si tu cliente se arrepiente del diseño, se lo puede quitar con más facilidad.

Tatuajes con tinta blanca: ¿sí o no?

Si tu cliente quiere realizarse un tatuaje con tinta blanca, lo más razonable sería poner sobre la mesa todos los pros y los contras para que pueda repensar, analizar punto por punto y tomar una decisión, siendo consciente de los inconvenientes y ventajas de tatuar con tinta blanca.

Recuerda que un buen tatuaje se aprecia una vez está cicatrizado y no cuando está recién hecho.

¿Ya has realizado tatuajes con tinta blanca? ¿Con qué diseño?

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.