Anestesia en los tatuajes ¿un método seguro? | 10 Masters

Tatuarse con anestesia: ¿Un método seguro?

¿Es la anestesia la solución para tatuarte sin dolor?

12 Julio 2022

0 comentarios

Realizarse un tatuaje puede ser muy bonito; pero también muy doloroso.

Hay zonas del cuerpo con más terminaciones nerviosas que otras y por ello son más sensibles a las agujas y a sentir los pinchazos.

Asimismo, el umbral de dolor depende siempre de cada persona y hay quienes no lo toleran demasiado.

Para estos casos, muchos optan por métodos anestésicos que les disminuya el dolor, pero ¿sabías que no es lo mejor? Te contamos por qué.

Existen varios métodos analgésicos para reducir el dolor, como por ejemplo las cremas, pero hay mucho debate al respecto.

Hay tatuadores que simplemente les da igual usarlas o no mientras que la persona no sufra.

Pero, por el contrario, hay quienes opinan que para hacerte un tatuaje debes atravesar ese momento de dolor, pues estás decidiendo meterte tinta dentro de la piel. Digamos que es el "precio a pagar".

Sea como sea, hay muchas personas que no toleran bien el dolor... ¡Incluso puede ser causa de desmayo!

Para evitarlo, te contamos algunos de los métodos más utilizados en las cabinas de tatuaje.

anestesia-crema.jpg

Cremas anestésicas

Las cremas de este tipo son bastante comunes entre los tatuadores, puesto que son las que se pueden aplicar de forma legal y su venta es bajo prescripción médica.

Pero hay que tener extremo cuidado siempre que se trate de analgésicos, anestésicos o cualquier tipo de químicos o medicamentos.

No todas las cremas se encuentran homologadas, es decir, verificadas por expertos para poder ser comercializadas bajo el consentimiento de una institución que las avale. Y este punto es fundamental.

Además, es necesario seguir al pie de la letra las indicaciones de cada una y leer siempre el prospecto.

Existen en el mercado varias opciones como por ejemplo la marca Emla o TKTX pero que en algunos lugares no están permitidas para su venta.

emla-crema.jpg

¿Cómo aplicamos las cremas anestésicas?

Por lo general, se utiliza 1gr por cada 1 centímetro de superficie corporal y se debe aplicar una capa bien gruesa de crema para que realmente logre su efecto.

El modo de aplicación de estas cremas puede variar según lo indique cada una, pero es recomendable lavar bien toda la zona preferentemente con agua caliente, afeitar y luego poner la crema en una capa no menor a 2mm y cubrir con film transparente durante una hora.

De esta manera nos aseguramos de que el medicamento pueda introducirse bien en los poros.

¿Son seguras?

Aunque es poco frecuente, algunas pomadas pueden producir reacciones alérgicas, por lo que es conveniente consultar con algún experto antes de usarlas.

Por su parte, los niveles de lidocaína (fármaco anestésico local) que contienen son algo altos (alrededor de un 5% por pomada) y por eso pueden ser peligrosos en casos donde no se aplique correctamente o se aplique de manera excesiva.

En situaciones muy extrañas pero posibles, puede producirse lo que se llama metahemoglobinemia, un trastorno por el cual los glóbulos rojos pierden la capacidad de transportar oxígeno correctamente hasta los tejidos, produciendo un tono azulado en la piel, sensación de irritabilidad, ansiedad o incluso falta de aire.

¿Pueden afectar al tatuaje?

Las pomadas contienen anticoagulantes. Por un lado, tienen vasodilatadores, para que ingrese la lidocaína de manera más eficiente en los poros de la piel. Pero también tienen vasoconstrictores, para evitar la irrigación de sangre.

Al no tener una correcta circulación, el proceso de inyección de la tinta puede no ser tan efectivo y no curar de la misma manera. La piel suele ponerse más dura, tensa, y no estar tan flexible ni sangrar de la misma manera.

Además, si estás tatuando y provocas una herida, al no sangrar demasiado, no puedes saber bien si estás o no produciendo un daño en la piel.

Por último, hay personas a las que les dura más o menos el efecto, entre 4 horas o 30 minutos… Es algo muy relativo.

En caso de que la tolerancia al producto sea baja, puede suceder que, en un primer momento, se tolere el dolor por las agujas pero, cuando pasa el efecto de la anestesia, puede que se haga difícil terminar la sesión, ya que el dolor puede ir de 0 a 100 en cuestión de minutos, lo que cambia la percepción del dolor.

Es por esto que muchos tatuadores prefieren no utilizarlas y trabajar con un dolor natural y progresivo. Y también hay tatuadores que simplemente no les gusta el tacto de la piel con estas cremas y prefieren no utilizarlas.

De todas maneras, siempre es recomendable charlar con el cliente y lograr un punto en común, en definitiva se trata del cuerpo de otra persona y es importante respetar las decisiones personales siempre que se tenga una rigurosa información y aval médico.

Anestesia general, ¿es posible?

Es algo muy nuevo y todavía no se sabe mucho. Se trata de una anestesia general, de la misma manera que sucede en la previa a una cirugía.

Al tratarse de anestesia inyectable y adormecimiento total, bajo ningún punto de vista lo puede realizar un tatuador. ¡Es necesario contar con todo un equipo de médicos especializados y matriculados!

El costo del mismo es altísimo, rondando incluso los 40.000 dólares o más.

¿El beneficio? La persona puede permanecer en un coma inducido durante muchas horas sin moverse ni sentir nada y con esto se aprovecharía al máximo la sesión. Además, no hay alteraciones en la sangre, puesto que irriga bien y no afecta al resultado ni a la cicatrización.

post-malone-anestesia-sesion.jpeg

El tatuador Joaquín Ganga, conocido como Ganga Tattoo, ha sido el primer en dar a conocer este procedimiento, siendo el famoso cantante Post Malone el cliente elegido para llevarlo a cabo.

Su estudio trabaja codo a codo con un equipo de profesionales médicos y tatuadores que trabajan a la par en la misma sesión, pudiendo realizar varios tatuajes a la vez y acelerar el proceso con un diseño muy grande.

La sesión se realizó en una clínica privada de Los Ángeles y, además de contar con los artistas tatuadores, también se aprovechó el momento para realizar un procedimiento odontológico.

La sesión tuvo una duración total de 7 horas en donde se le pudieron hacer 4 tattoos.

post-malone-anestesia.jpg

¿Cuál es la mejor opción para tatuar sin dolor?

Hay múltiples métodos para reducir el dolor, sobre todo para personas con umbral bajo.

Recuerda que no en todos los países se consiguen las mismas cremas o productos con anestesia, puesto que se consideran ilegales para su venta al público, por lo que habría que consultar previamente las mejores opciones.

Estamos lejos de comercializar un procedimiento de anestesia general, y quizás no sea lo más recomendable.

Pero si tu cliente cree que la mejor opción es usar crema anestésica, lo mejor será que le adviertas de las posibles contraindicaciones.

¡Tener una buena comunicación es fundamental!

Y, si sigue con dudas, recomiéndale un especialista. Ya sea un dermatólogo, para descartar posibles alergias, o un médico clínico, para evitar futuras complicaciones y poder adquirir el producto siempre bajo prescripción médica.

¿Sufres mucho con las agujas? ¿Prefieres tatuarte con o sin anestesia? ¡Cuéntanos en los comentarios!

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.