7 mitos y verdades sobre los tatuajes | 10 Masters

7 mitos y verdades sobre los tatuajes

Los tatuajes cargan con muchos rumores, algunos ciertos, otros no.

26 Agosto 2022

0 comentarios

La cultura del tatuaje ha ido evolucionando mundialmente con el pasar de los años y va sumando cada día más seguidores que optan por entintarse la piel.

En sincronía con el rápido crecimiento que obtuvo en el último periodo y con el avance de los medios de comunicación, se fueron incrementando distintos rumores que se relacionan a la práctica.

Por un lado, se encuentran una gran cantidad de mitos falsos no fundamentados que se han arraigado fuertemente por la masividad de su divulgación, en los que, lamentablemente, la mayoría de las personas no re-piensan su veracidad optando por informarse y los aceptan tal y como los escuchan.

Por otro lado, están los rumores que podemos afirmar como ciertos, o que lo son en su mayor porcentaje, ya que, como sabremos, no todo siempre es blanco o negro, hay muchos factores que pueden hacer variar la respuesta.

Teniendo en cuenta que la realización de tatuajes es un procedimiento que adquiere adeptos de forma constante, es muy importante que desterremos las falsas ideas, explicando de forma clara sus razones y que confirmemos las que pueden influir a la hora de decidir hacerse un tattoo.

A continuación, te despejamos las dudas de 7 mitos y verdades fundamentales sobre los tatuajes.

A la hora de tatuarte, hay zonas del cuerpo que duelen más que otras

Verdadero

La razón principal se debe a la cantidad de terminaciones nerviosas que se juntan en esa zona del cuerpo y a la cantidad de grasa que se aloje entre la piel y esos nervios.

Hay sectores en los que, si bien hay muchas terminaciones nerviosas, puede que haya una capa suficiente de grasa que amortigüe el dolor (por ejemplo, la parte superior del brazo).

En cambio, hay otros lugares como las costillas, en los que la aguja del tatuador/a se acerca de forma más directa a los nervios por la falta de tejido graso, y es ahí cuando el dolor es elevado.

También hay otros factores que pueden influir, como el umbral del dolor que tengamos con respecto a nuestra genética y el tamaño del tatuaje que decidamos, ya que no es lo mismo un diseño pequeño que costará 20 minutos, que la pieza de todo el antebrazo, que precisará varias horas y provocará una resistencia degenerativa.

Si quieres informarte más acerca de todos los factores que incrementan el dolor y sobre cuáles son las zonas más afectadas,ingresa a esta nota.

Si tienes tatuajes, no puedes donar sangre

Falso

Llevar tatuajes en tu piel no te impide participar en la donación de sangre. El mito se fundamenta en la idea de que hacerse un tatuaje es un procedimiento de riesgo que atenta contra la salud, ya que durante su realización es posible la transmisión de enfermedades e infecciones.

Si bien esto podría suceder, existen medidas de prevención que, si se acatan correctamente, no derivarían en ningún tipo de afección.

Las precauciones son con respecto a la desinfección e higiene que deben tener tanto el tatuador como el cliente, antes, durante y después de la realización del tatuaje.

Luego, es importante esperar un periodo de mínimo 4 meses, que varía según el país (España 4 meses, Chile 8, México y Argentina 1 año) debido al “periodo de ventana” en el que, una vez finalizado, se volvería detectable la posible enfermedad. Si quieres informarte detalladamente sobre esto, léete nuestra nota Tatuajes y donación de sangre: Develando mitos.

No es recomendable tatuarse si estoy embarazada

Verdadero

Si bien no es un “no” rotundo, se recomendaría tener la mayor precaución y no realizar la práctica durante el periodo de gestación.

Ya hemos nombrado en el punto anterior que existen medidas de prevención que pueden evitar casi en su totalidad la transmisión de enfermedades, pero si alguna de estas precauciones falla y se contrae un problema de salud, es posible que sea transferido al feto. Con respecto a esto, el dermatólogo Raúl de Lucas explica

"Lo mejor es no realizarse por el riesgo de contagio de enfermedades como hepatitis C o VIH, así como por el riesgo de infección local o diseminada, ya que estarían limitados algunos antibióticos".

También, la dermatóloga Guadalupe Domínguez Antonio, explica que es posible que la mujer gestante no realice una correcta cicatrización de la herida.

Lo más recomendable en estas circunstancias, es consultar con tu obstetra.

Para más información, entra aquí.

Los tatuajes no se pueden borrar

Falso

A la hora de decidir hacerse un tatuaje, es muy probable que te invada el miedo al pensar que puede llegar a disgustarte el resultado, ya que no quedó tal y como lo imaginabas o que, al cabo de un tiempo, ya no te sientas representado por el diseño elegido.

La realidad es que esto puede suceder, pero de ser el caso, ¡puedes borrarlo!

Hoy en día existen diferentes opciones que ofrecen la remoción de los tatuajes. Algunas de ellas pueden ser progresivas en el tiempo o actuar de una forma más rápida.

Entre los procedimientos más frecuentes están: la eliminación quirúrgica, la dermoabrasión y el láser, aunque esta última es la más utilizada.

Si me hago un tatuaje, seguro quiera hacerme otro más

Verdadero

Aunque no podemos meter a todos en la misma bolsa, nuestra respuesta se basa en un porcentaje extremadamente alto de gente que decide reincidir en la práctica. Veámoslo.

En un estudio realizado en España, en el año 2019, se comprobó que el 98% de quienes ya se realizaron un tatuaje (o más), volverían a hacerlo.

Si bien es un porcentaje menor, también debemos mencionar que hay personas que deciden hacerse un tatuaje y no se tientan con volver a plasmarse un nuevo diseño.

Los tatuajes lograron derribar tantos prejuicios que sumaron adeptos fanatizados con su cultura, podríamos decir que si se hacen uno, se hacen dos, pero también tres, cuatro... y seguimos contando ¿podríamos llamarlo adicción?

No existe opción vegana para los tatuajes

Falso

El veganismo es un estilo de vida que adoptan quienes deciden abstenerse al uso y consumo de productos creados a partir de la muerte y el maltrato animal.

En los últimos años, esta práctica se volvió reconocida mundialmente y cada día son más los que reflexionan sobre el accionar de su vida diaria con respecto a la formulación de su vestimenta, comida y cosméticos.

La industria del tatuaje decidió no mirar a un costado y se sumó a la movida proporcionando opciones que vayan acorde a tan consciente evolución.

No solo se decidió crear tinta cruelty free, sino que también se incluyeron los elementos que utiliza el tatuador/a antes y durante el procedimiento. Tampoco nos olvidemos, que la etapa posterior de desinfección realizada por parte del cliente, forma parte de la propuesta.

Si quieres informarte en detalle sobre las tintas veganas, te recomendamos leer nuestra nota Tatuajes veganos y Productos Veganos para saber qué otros elementos puedes usar reduciendo el impacto ambiental.

Hoy en día, puedo trabajar teniendo tatuajes

Verdadero

Si esta nota la estuviéramos escribiendo 15 años atrás, seguramente la respuesta no sería la misma.

Los tatuajes cargaron con mucho estigma durante un prolongado tiempo, en el que relacionaban a las personas tatuadas con actos delictivos y a un estereotipo de persona rebelde e irresponsable.

Con el paso de los años, esta idea se fue desmitificando, ya que no existían fundamentos que lo avalen.

La decisión de plasmar un diseño en la piel rompe con cualquier barrera ideológica, cultural y social, es decir que, la cultura del tatuaje es extensamente diversa.

Lamentablemente, todavía existen algunas empresas que mantienen este pensamiento arcaico y rechazan a las personas que portan tatuajes visibles al público, pero no hay de qué preocuparse, porque tampoco es la idea pertenecer a un trabajo en el que piensen que la tinta en la piel dificulta nuestras habilidades cognitivas ¿no?

Por suerte, son muchas más las empresas que decidieron evolucionar su perspectiva y optan por aceptar los tatuajes sin cargarlos de prejuicios negativos.

Ante la plaga del rumor, la información es la cura

Los mitos y verdades sobre los tatuajes son muchos y seguramente se generen nuevos que serán divulgados rápidamente por la proliferación de medios. Lo importante es informarse sobre lo que se dice para no ser parte de una propagación errónea que desinforme al público y le genere una visión negativa a la práctica.

Además, estos datos nos sirven para las experiencias propias a la hora de decidir realizarse un tatuaje.

¿Qué piensas sobre estos mitos y verdades? ¿Has escuchado de alguno? ¡Cuéntanos en comentarios!

COMPARTIR





Entrar para dejar un comentario.

0 comentarios.