¿Qué es un blowout en tatuajes y cómo evitarlo?

Trucos y consejos para evitar que se expanda la línea en un tatuaje

30/6/2023

Tatuar no es fácil. Los factores que influyen en el proceso son tantos que es muy importante para un buen profesional saber dominarlos.

Pero, los inconvenientes siempre pueden surgir. Y con esto no importa si tienes mucha experiencia o si recién comienzas a tatuar, a veces aparecen imprevistos.

En esta oportunidad, hablaremos de algo a lo que todos los profesionales le temen: el efecto de línea expandida llamado blowout.

Vamos a por ello.


¿Qué es un Blowout?

Seguro alguna vez viste tatuajes con líneas extrañamente más gruesas o borrosas y con tinta expandida de maneras muy poco estéticas. Este efecto es lo que llamamos Blowout.

Este error, lamentablemente muy común, es el mayor miedo de las personas que se dedican al tatuaje. Contrariamente a lo que algunos podrían pensar, no es un descuido solo de principiantes, artistas que llevan años y años tatuando también pueden cometerlo.

La tinta se extiende más allá de los límites del diseño produciendo manchas prominentes. Y casi siempre que se dé esta situación es porque el tatuaje está mal hecho.

Y no nos referimos a que está mal diseñado o que estéticamente no nos gusta, sino que está mal ejecutado y la mayor responsabilidad, por lo general, es de quien tatúa.

Pero, ¿cómo lucen estos blowouts y qué factores los provocan? Desarrollemos.


Características de los blowout

Suelen destacarse porque aparecen como una mancha alrededor del tatuaje. A veces, si se trata de un tatuaje de líneas, se produce un efecto de difuminado a su alrededor, lo que en inglés se traduce como blur.

En otros casos, el blowout es mucho más notorio y el efecto es una gran línea gruesa con relieve prominente. Quizás esta hinchazón en un primer momento la confundas con la normal de un tatuaje recién hecho, pero créenos que con el pasar de los días esto se pone cada vez peor.

Los blowout son permanentes. Se pueden “arreglar” con un cover-up o con remoción láser, pero no más que eso.

No hay mucho que puedas hacer cuando esto aparece, por eso es tan necesario que tengas extremo cuidado a la hora de pinchar. Ten en cuenta que los tratamientos con laser son bastante costosos y que no es para nada agradable tener que pasar por ello.

Por eso, debes tener mucho cuidado con la piel del cliente para evitar conflictos a futuro y, sobre todo, para ser buen profesional.

black hands tattoo inspired by Michelangelo painting

Además, los blowout pueden aparecer desde el primer instante o, por el contrario, pueden aparecer con los años.

Normalmente, los tatuajes con mucho tiempo se expanden y quedan muy borrosos, incluso pueden tomar otro color. Esto se debe principalmente a una mala inyección por parte del tatuador.

Pero esto no tiene que ver únicamente con ser experto o inexperto del tatuaje, cualquier persona que descuide algunos de los puntos básicos de la técnica, puede provocar un blowout.

Mito: se dice que los micro-tattoos y, en especial, los microrrealismos con el tiempo se expanden como un blowout.

En realidad, esto no es del todo cierto. Tatuadores muy profesionales como Kozo, Jiro o Paw.tattoo, entre muchos otros, logran pinchar de tal manera que, por más que pasen los años, las tintas quedan fijas y no se mueven, haciendo que sus tatuajes se luzcan bien por mucho tiempo.

De todas maneras, aquí debemos aclarar algo importante.

Una cosa es la expansión natural de las tintas por el paso del tiempo, y otra, la expansión indeseada producto de una mala ejecución.

Conseguir una buena técnica no es algo que surja de un momento a otro, debes estudiar perfectamente los tipos de pieles y saber cómo pinchar, en qué ángulos y a qué profundidad. Algo que solo se adquiere con la práctica, el ensayo y el error.

Aun así, para evitar lesiones que den lugar a tatuajes mal curados, sería conveniente al menos entrenarse sobre otro tipo de superficies, como la piel sintética; un método seguro que puede ser realmente útil si se sabe utilizar correctamente.

¿Te interesa aprender cómo trabaja en este medio un experimentado maestro del tatuaje realista? Entonces quizás te interese nuestro nuevo Workshop sobre Técnica Básica Black & Gray. En él, Coreh López te guía a través de 2 procesos completos de tatuaje sobre piel sintética, para que no solo aprendas a sacarle mayor partido, sino que, además, puedas pasar del semi-realismo al realismo sin riesgos.

En cualquier caso, por muy seguro que te sientas de tu técnica, nunca olvides hacer seguimiento de tus tatuajes; mantén siempre algún tipo de contacto con tu cliente pasado un tiempo de cicatrización, porque es ahí realmente cuando aparecen los errores o los aciertos.

No puedes juzgar un tatuaje recién hecho, debes esperar a que cumpla todo su ciclo de curado para determinar si te ha quedado realmente bien o si tienes que mejorar en algunos aspectos.


¿Qué factores pueden provocar un blowout?

1- Principalmente, los blowout se dan por una mala inyección de las agujas, tanto si son muy superficiales o muy profundas.

La piel tiene distintas capas, encontrándose la epidermis en la parte más exterior, la dermis en el tejido medio y la hipodermis, que es la capa que tiene más contenido adiposo.

La epidermis se encuentra en contacto con el exterior y funciona como protector de todo el cuerpo. Es una capa epitelial, ya que se compone de muchas células unidas entre sí que se van regenerando constantemente, lo que hace que sufra cambios muy rápidamente.

La segunda capa, la dermis, es mucho más estable y su regeneración es mucho más lenta. En ella se encuentran, por ejemplo, las glándulas sudoríparas, terminaciones nerviosas, vasos linfáticos, colágeno, entre otros.

Esta capa permite inyectar la tinta de manera que quede sujeta ahí por años y años, a diferencia de la epidermis.

Por último, la hipodermis se compone de tejido graso y bajo ningún punto de vista las agujas deben penetrarla, ya que de lo contrario, no solo arruinarás el tatuaje, sino que también puedes producir graves heridas en la piel.


2- El uso de tintas de mala calidad.

Esto, aunque no parezca, puede ser uno de los factores que ayuden a una mala ejecución en el tatuaje. Hay tintas que no llegan a tener la consistencia necesaria y son más bien aguadas, lo que hace que no se fijen bien en la piel.

En esto también existe un mito sobre las tintas vegetales de que no tienen pigmentos muy concentrados, pero esto no es cierto. Tanto las tintas tradicionales como las tintas vegetales, siempre que sean de buena calidad y estén homologadas, no deberían traer problema alguno.

Los inconvenientes surgen por otros motivos y no debido a que la tinta sea o no de origen vegetal.


3- El tipo de piel del cliente.

Algunos clientes que son muy sensibles a las agujas y al mínimo pinchazo se hinchan por demás. En estos casos, a veces no importa la técnica correcta, simplemente sucede y ante esto no hay mucho por hacer.

Es mejor hablar con el cliente antes, conocer su piel, hacerle preguntas y despejar todas las dudas.


4- También se puede dar por descuidos o accidentes del propio cliente.

Hay personas que luego de tatuarse, aunque no sea algo recomendado, inmediatamente o al día siguiente hacen ejercicio. Esto es terriblemente malo para el tatuaje, ya que la piel se estira y está muy expuesta a roces y golpes.

Un tatuaje recién hecho que se golpea, es muy probable que termine con las tintas explotadas, y aquí no importa que hayas hecho bien tu trabajo, las probabilidades de que se produzca un blowout son muy altas.

Además, ten en cuenta que así como existen clientes que se hacen cargo de sus actos y reconocen sus errores, muchos otros no lo hacen y vendrán a ti a recriminar que el blowout es culpa tuya y querrán que se los arregles.

Para evitar conflictos, déjale bien en claro cómo debe cuidar su tatuaje nuevo y remarca la importancia de no exponer su tatuaje bajo ningún punto de vista. En caso de que no siga esos pasos, la responsabilidad no recae sobre ti, ya que sus descuidos escapan de tu control.


¿Hay riesgos en los blowouts?

En principio, no existe un riesgo en la salud por un blowout en sí mismo, pero sí puede suceder que por alguna de las razones anteriores, como el descuido por parte del cliente, haya algún problema en la cicatrización y esto sí que puede desencadenar algo peor como infecciones.

Por otro lado, tienes que tener extremo cuidado en calcular la profundidad de la aguja y voltajes correctos, porque si aplicas demasiada presión, no solo harás que las tintas se exploten, sino que le provocarás una gran herida al cliente, lo que se puede complicar de sobremanera en un futuro.

Por lo que, es muy importante tener todas las precauciones para evitar estos problemas. Siempre ten presente que el cuerpo de nuestro cliente es sagrado, y como tal, debes cuidarlo.


¿Qué hacer en caso de que se produzca un Blowout?

Como hemos desarrollado, no hay mucho para hacer cuando estos errores aparecen. Es posible que los notes de inmediato o pasado unos meses, o incluso años más tarde.

Aun así, de todas las experiencias se aprende y si esto te sucede, te recomendamos que hagas lo siguiente:


1- Detecta cuál fue el error.

Observa bien el tatuaje y fíjate si la tinta se ha expandido por los bordes o si se ha producido un relieve excesivo en el trazo. De una u otra forma, el problema radica en que has inyectado muy superficialmente y la tinta no se ha fijado bien o, por el contrario, has hecho demasiada presión logrando que la aguja toque la hipodermis.


2- Pregunta al cliente si ha seguido todos los pasos de curación correctamente.

Esto es extremadamente importante. Sin presionarlo, pregúntale con amabilidad si se ha preocupado lo suficiente como para evitar cualquier inconveniente. Es muy importante dejar en claro que la durabilidad y la resistencia de la calidad en el tiempo depende principalmente del cuidado del tatuaje.

Si puedes determinar con humildad y autocrítica que tu trabajo está bien hecho y que, sin embargo, han aparecido estos problemas, podrías sospechar que la responsabilidad no es tuya sino del cliente.


3- Ofrece soluciones.

De todas formas, no quieras tener razón ciegamente, no hay por qué discutir con el cliente. Entiende que para él o ella es un gran disgusto tener en su cuerpo un tatuaje que ha quedado mal, no importan las razones que sean, esto causa mucha frustración.

Por lo que te recomendamos que le expliques con tranquilidad y seguridad todo lo que pudo haber ocurrido y aclárale que la manera que tienen para solucionarlo es apelar a un cover-up o eliminación con láser.


¿Necesitas aprender más sobre técnicas y ampliar tus conocimientos generales de tatuaje? Ofrecemos una de las guías más completas para aprender este oficio de forma profesional. Así que no dudes en navegar por el apartado de nuestros
cursos profesionales de tatuaje.

COMPARTIR