¿Cómo reacciona la piel al proceso de curación de un tatuaje?

Lo que todo profesional del tatuaje debe de saber para lograr resultados buenos y duraderos.

10/8/2023

Dedicarse al tatuaje conlleva una amplia suma de conocimientos necesarios. No basta con saber marcar un par de líneas sobre la piel y ver qué pasa. Empezar por los 3 pilares fundamentales del tatuaje es el primer paso… El segundo, profundizar en cada etapa del proceso.

Hoy nos centraremos en el proceso de curación de un tatuaje y el comportamiento de la piel ante la tinta, en todos los niveles.

Algo que sí o si debes de entender si quieres conseguir resultados buenos que perduren en el tiempo. Y es que, un tatuaje no deja de ser una herida, con todo lo que eso implica a nivel biológico. Y conocer qué pasa tanto por fuera como por dentro es indispensable para cualquier persona que practique este complejo pero fascinante arte.

¿Qué sucede con la tinta una vez entra al cuerpo?, ¿cómo se aloja en nuestro organismo para siempre?, ¿y qué pasa internamente luego de haber curado?

Para responder a todas estas preguntas (y más), nos adentraremos en la anatomía de la piel, desde lo más superficial hasta lo más profundo, con el fin de que conozcas las claves de un tatuaje bien ejecutado.

Para el final de esta nota, habrás aprendido algo que solo saben quienes se toman esta profesión en serio.

¿Vamos?


El proceso de curación externo de un tatuaje

Empecemos por la punta del iceberg, lo que vemos por fuera cuando un tatuaje está curando.

  • En los primeros tres días: La zona tatuada se hincha y permanece sensible por un tiempo.

  • Al cabo del séptimo día: Se crea lo que conocemos como "costra blanda". Exacto, la que no debemos pelar, ¡bajo ninguna circunstancia!

  • En la segunda o tercera semana: La piel comienza a regenerarse y el vello previamente rasurado crece. Y es entonces cuando comienza ese picor insoportable que tanto nos desespera.

Luego viene la mejor parte, la piel se calma y ya podemos lucir nuestro tatuaje sin molestias. Siempre cuidándolo de factores dañinos (como el sol), ¡por supuesto! Estar al tanto de precauciones como esta es primordial para poder transmitírselo a tus clientes. Pásate por aquí que te contamos más al detalle sobre cómo cuidar el tatuaje durante la curación.

Healing of a tattoo

Hasta aquí, nada nuevo, de seguro todo te es muy familiar… Pero ahora viene lo más curioso, lo que pasa por dentro de la piel.


El proceso de curación interno de un tatuaje

Por fuera todo suena muy sencillo, pero ¿qué pasa por debajo de ese tatuaje?, ¿cómo se defiende la piel ante tal procedimiento? Pues, igual tendremos que hacernos diminutos y explorar cómo reacciona la piel ante el cuerpo extraño que es la tinta.

Vamos por partes. Veamos de qué se compone nuestro órgano más grande.


Las 3 capas principales de la piel:


Epidermis

Es la capa más externa de la piel. Envuelve, protege e impermeabiliza la superficie de nuestro cuerpo. Además de crear una barrera natural contra infecciones.


Dermis

Es la que se encuentra debajo de la epidermis, unida por una membrana basal. Está formada por tejido conectivo y protege al cuerpo del estrés y la tensión.
Su composición es mucho más compleja. Sin entrar en mucho detalle, contiene varias terminaciones nerviosas; responsables del sentido del tacto y calor. Y está llena de distintas glándulas y vasos tanto linfáticos como sanguíneos, los cuales se encargan de nutrir y eliminar desechos.


Hipodermis

También conocida como tejido subcutáneo. Técnicamente, no forma parte de la piel, sino que va por debajo de ella.
Su función es unir la piel al hueso y músculo esquelético, además de facilitar nervios y vasos sanguíneos. Está conformada por varios tipos de tejidos y aloja fibroblastos, macrófagos y adipocitos.
Sobre todo, quédate con los llamados macrófagos, que serán los protagonistas del proceso de curación.

esquema gráfico de las capas de la piel humana. Epidermis, dermis y subcutánea


¿Cómo reacciona el cuerpo ante la tinta de tatuaje?

Cuando tatuamos, pasamos por la primera capa (epidermis) para finalmente alojar tinta en la segunda (dermis). ¿Qué significa esto para nuestro cuerpo?

Imagina la aguja entrando a una velocidad sobrehumana, inyectando algo extraño en nuestro organismo. ¡Normal que quiera defenderse!

Y así lo hace, te lo explicamos...

En cuanto la tinta llega a la dermis, es absorbida por tubos capilares. Pero no toda la tinta llega a su destino, de hecho, es de lo más normal que el tatuaje pierda pigmento. Esto sucede porque nuestro sistema inmunitario responde al tatuaje de manera automática, enviando macrófagos y células dentríticas a fagocitar las partículas de tinta.

¿Fagocitar? ¿Qué es eso?

Diciéndolo de manera simple, es como se le llama al proceso por el cual estas células “capturan” el cuerpo extraño para poder destruirlo y eliminarlo. A este proceso biológico se le llama Fagocitosis, y es prácticamente lo que hace que la tinta quede alojada en nuestra piel para siempre.

Cojamos un microscopio para verlo al detalle…


Cómo funciona la fagocitosis paso a paso

  1. Las lesiones provocadas por la aguja accionan un proceso de reparación de los tejidos afectados.
  2. El sistema inmunitario reconoce la tinta como extraña y activa un plan de defensa.
  3. Los macrófagos y las células dentríticas comienzan a engullir y destruir las partículas de la tinta.
  4. Las más pequeñas son llevadas por la circulación sanguínea y drenadas por el sistema linfático.
  5. Pero toda partícula que no ha podido ser eliminada, termina atrapada en la matriz extracelular.
  6. Entonces entran a escena los fibroblastos para reparar el tejido conectivo y formar el cicatricial, creando una barrera de colágeno que aísla lo que queda de tinta, y alojándola para siempre en nuestro cuerpo.

Ahora te preguntarás, ¿por qué exactamente es que los tatuajes no se borran con el tiempo?


La razón por la cual los tatuajes son permanentes

tattoo inks

El proceso biológico que acabamos de explicar no acaba de ser eficiente contra la tinta por dos razones:

  1. Los componentes de la tinta no suelen ser biodegradables, lo cual dificulta el trabajo del macrófago y le obliga a almacenar en su interior celular aquello que no ha podido destruir.
  2. La cantidad de tinta que entra a nuestro cuerpo es mucho mayor que el tamaño del macrófago, lo que termina imposibilitando el movimiento de este defensor celular.

Pero entonces, ¿por qué el aspecto de los tatuajes cambia con el tiempo? Pues, porque esto no termina precisamente allí…


Factores que influyen en el aspecto final de un tatuaje

  • Si bien los originales macrófagos mueren, con el tiempo, el cuerpo continúa enviando nuevas células a patrullar la zona para tratar de reducir a la forastera partículas de tinta.
  • De igual manera, el proceso de remodelación del tejido afecta la apariencia del tatuaje con el pasar del tiempo.
    A medida que madura la cicatriz, la piel se contrae y redistribuye, lo cual suele difuminar o cambiar de forma el tatuaje.
  • A esto se le suma la exposición a los rayos ultravioleta del sol y demás factores ambientales, los cuales degradan poco a poco el pigmento y causan decoloración.

Dato curioso: ¿sabías que no es el láser lo que elimina un tatuaje, sino que es nuestro mismo cuerpo?

Espera, que te lo explicamos brevemente, ya que es un dato interesante que pocos conocemos y casi todos confundimos.


El papel de la piel en la remoción láser

removing a tattoo with laser

A primera vista, puede que nos parezca que la técnica de remoción láser elimina la tinta con sus pulsos de luz, pero lo que hace realmente es asistir al cuerpo actuando sobre el pigmento para fragmentarlo en partículas más pequeñas.

Y entonces el cuerpo activa nuevamente todo el proceso biológico que explicamos antes para eliminarlas de la misma manera natural.

Es por eso que requiere de varias sesiones para conseguir una reducción gradual en la apariencia del tatuaje. Es un proceso tan complejo que varía de cliente a cliente, ya que, más allá del pigmento, todas las pieles son distintas y cada sistema inmunitario se comporta diferente.

¿Te imaginabas que era así?


Consejos para tatuar en la capa de piel correcta

Te mereces un premio por haber aguantado toda esta clase de biología, así que, ¡aquí va! No te vayas que ahora vamos a ponernos prácticos.


¿Hasta dónde pinchar con la aguja de tatuar?

Ahora que aprendimos todo lo que pasa a nivel celular, podemos entender por qué un tatuaje debe de ir en la segunda capa, la dermis. Y es que, la epidermis se regenera constantemente, por lo que, la tinta nunca se asentaría allí.

Por otro lado, tampoco debemos de excedernos del límite y pinchar la hipodermis, ya que la piel se quejaría más y, por tanto, tu trabajo se entorpecería.

¿Sabes qué es bueno para entender de forma más tangible hasta dónde debemos llegar con la aguja sin dañar ninguna piel (ni comprometer el resultado final)?... Practicando sobre piel sintética todo lo que puedas antes de dar el paso a la piel humana. Un medio que, aunque nunca será como tatuar piel real, sigue siendo el más eficaz a la hora de aprender técnicas, probar efectos y acostumbrar tu mano a la máquina.

Si te apetece aprender un par de trucos nuevos, en nuestro nuevo Workshop: Técnica Básica Black & Gray, Coreh López profundiza en todo lo necesario para dominar este estilo de tatuaje a través de una serie de prácticas sobre piel sintética que te enseñan cómo dar el salto del semi-realismo al realismo. Una actualización recién salida del horno que hemos hecho especialmente para ayudarte a mejorar como profesional. ¡No olvides echarle un vistazo!

Resumiendo:

  • Si tatúas de manera muy superficial, el tatuaje lucirá bien al principio, pero pasado el proceso de curación, eventualmente se desvanecerá.
  • Y si tatúas de manera demasiado profunda, el tatuaje no solo será más doloroso para tu cliente, sino que el resultado final no será bueno y peligrarás de generar un blowout en el tatuaje.

Pues ahora no parece tan irrelevante conocer la parte científica de los tatuajes, ¿verdad?

Color tattoo on the skin


Conocer la biología de la piel te hace mejor profesional del tatuaje

Ten en cuenta que la piel es un organismo vivo y nunca se comporta igual ante la tinta. Por lo que, no basta con conocer solo las técnicas para realizar tatuajes, sino que es crucial entender lo más a fondo posible cómo puede reaccionar el lienzo donde los plasmamos.

¡Las pieles son tan diversas como las personas! Algunas serán más dóciles, otras te agarrarán desprevenido. Hay pieles muy sensibles y hay otras duras como la de un rinoceronte. Hay pieles claras y pieles oscuras. Pero esto da para otro artículo; de hecho, ya hemos escrito uno al respecto... pásate por aquí para aprender cómo reaccionan a las tintas los diferentes tipos de pieles.

En definitiva, a mayores conocimientos que tengas sobre la práctica del tatuaje, mejores resultados conseguirás como profesional.

Esta profesión es compleja y son muchos los factores que influyen en tu rendimiento. Así que, cuanto más reduzcas la cantidad de sorpresas, menos disgustos te llevarás.

Por suerte hoy contamos con muchas más herramientas para hacer mejor nuestra labor. Si con este artículo ya has aprendido cómo evitar arruinarle la piel a tus clientes, ¿te imaginas todo lo que puedes aprender dentro de nuestros cursos profesionales de tatuaje?

COMPARTIR